Los amplificadores de bajo de Raag

En 1969, Ampeg lanzo al mercado un potente amplificador para bajo. Lo llamó el Super Vacuum Tube.

Este monstruo tenía ¡14 válvulas y 300 watts de potencia! De hecho, al darse cuenta del poder brutal de su creación, Roger Cox (algo preocupado) puso una etiqueta de advertencia en su amplificador que rezaba: "THIS AMP IS CAPABLE OF DELIVERING SOUND PRESSURE LEVELS THAT MAY CAUSE PERMANENT HEARING DAMAGE."

Ampeg se volvió referente y fabricante emblemático de amplificación para bajos.

Los Ampeg son piezas históricas. Incluso “sus majestades satánicas” los usaron en Altamont. El infame concierto en el que los Hell's Angels  acabaron con la inocencia de finales de los 60s (y la vida de Meredith Hunter).

Desde esa década, Ampeg se volvió referente y fabricante emblemático de amplificación para bajos.

Aquí en Raag Sound, puedes tocar con el célebre Ampeg SVT-PRO. Un amplificador con sonido de tubos, control central de frecuencias medias y además un ecualizador gráfico de 9 bandas.

Y el Ampeg BA115HP, que ofrece 5 presets de estilo, ecualizador de 3 bandas y 100 watts de poder.

Estos robustos amplificadores están disponibles para hacer temblar ensayos y sesiones de grabación.